Los grumitos de la vida

Cola_Cao_1960

«Empezó a toser. Menos mal que su abuela le dio algo de beber. Se calmó y los dos empezaron a reírse. Que manía con comérselo a cucharadas. Lo del Cola Cao parecía una obsesión para este niño, así que decidí hacerme uno para ver que era lo que tanto le gustaba. Grumos. Grandes, pequeños. Algunos se van y otros son indestructibles, pero siempre están ahí, como algunas personas. Abrí la ventana y vi que Juan jugaba en el jardín con la cara llena de restos de chocolate. El aroma de mi infancia, pensé. Hacía años que no disfrutaba de este sabor. Tendré que hacerme uno de vez en cuando, me trae buenos recuerdos.»

Anuncios

Un pensamiento en “Los grumitos de la vida

  1. Pingback: Un homenaje a los “grumitos” de Cola Cao | El copy de Teo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s